Translate

Páginas vistas en total

viernes, 1 de febrero de 2013

LAS CARNICERÍAS (DEDICADO A PILAR)

No creo que me haga cliente de ninguna carnicería de las que he visto de momento en Trípoli. Por supuesto como todo el mundo sabe, el cerdo está prohibido. Lo que se vende sobre todo es cordero, pero no lechazo, sino cordero, tamaño cabrón. También vaca.  Tienen por costumbre tenerlo colgado en el escaparate y sobre todo cuelgan la cabeza de lo que tienen ese día. Pueden tener la cabeza de una vaca, del cordero y como hoy que tenían la cabeza de un camello, pues es una carne típica en Trípoli. De momento es lo que he visto desde la calle, pues no me he atrevido a entrar en ninguna. Espero que cuando entre no me encuentre la cabeza de nadie colgada (nunca se sabe), de todas las maneras la higiene en el comercio de alimentación la entienden de otra manera, sobre todo a la hora de conservar los alimentos en sitio adecuado. Me han dicho que en verano puede llegar a haber casi 45 grados, por lo que espero, mas bien pensando en la salud de mi olfato, que las cabezas de los animales que comercializan en las carnicerías no
estén expuestas en la via publica como si fueran ajusticiados.

1 comentario:

Radagast dijo...

Joder, primo. ¿¡Un camello!?
Espero que lo que comas no sepas de qué está hecho... o te veo pasándote al vegetarianismo, ¡jajajaja!