Translate

Páginas vistas en total

jueves, 16 de mayo de 2013

LEPTIS MAGNA, LA JOYA ROMANA DEL MEDITERRANEO (dedicado a Jose Luis y Alicia Hoyas)



     Las arenas de Libia guardan algo más que los depósitos de gas y petróleo que han hecho rico al país. Su otro gran tesoro se llama Leptis Magna y es una de las ciudades romanas más bellas y mejor conservadas que existen en el mundo, lo que movió a la UNESCO a declararla Patrimonio de la Humanidad en 1982.
Fundada por colonos fenicios en el s. XI a. C., Leptis era cartaginesa antes de integrarse en el Imperio Romano a partir de 23 a. C., cuando se convirtió en una de las tres polis que formaron el distrito de Tripolitania y acabaron dando nombre a la actual Trípoli, en cuyas cercanías está situada.
En el año 103, el ascenso al trono imperial de Septimio Severo, que había nacido en Leptis, hizo de ella una de las principales ciudades del África romana, con 100.000 habitantes y gran actividad comercial. Pero en el siglo V cayó en manos de los vándalos y después quedó deshabitada y olvidada hasta que los arqueólogos la descubrieron a inicios del siglo XX. 


He tenido la suerte de visitar esta joya y poder pasear por una de las ciudades romanas mejor conservadas del mundo. Al contrario de lo que pasaría en cualquier país occidental,  la afluencia a esta maravilla es escasa, siendo posible caminar, e interactuar a tu libre elección, con respeto hacia la historia pero sin ningún impedimento, observados de vez en cuando por algún paramilitar apostado sobre alguna columna con su Kalashnikov al hombro, como si de un legionario romano se tratara.
Según nos cuentan solo está excavado un 20 por ciento de la ciudad,  por arqueólogos en su mayoría europeos, los cuales marcharon cuando comenzó la guerra. En la actualidad la excavación de Leptis Magna está totalmente suspendida a la espera de que el país se normalice y vuelvan arqueólogos extranjeros. Siendo esto, según mi impresión, poco probable pues no veo mucho interés  en Libia por conservar y redescubrir su patrimonio.

Próximamente publicaré una entrada con un enlace a un album donde podreís disfrutar de las fotos hechas a esta verdadera maravilla. Hasta entonces un pequeño avance con las siguientes fotos.
No olvideis clicar y compartir en las redes sociales. Se agradecen comentarios.
 

 

















9 comentarios:

Luis Grande dijo...

Muchas gracias Jaime.
Se te ve contento y, sobre todo, interesado en conocer bien esas tierras. Es un placer ir leyendo tus entradas y saber que hay lugares preciosos que no sabía que exixtían. Te invito a desterrar ese miedo infundado de mucho a vivir nuevas experiencias y descubrir maravillas escondidas en lugares supuestamente "barridos por el odio y el fanatismo" que en muchos casos son infundados.
Gracias de nuevo y continúa abriéndonos los ojos.

Alfonso V. González dijo...

Gracias Jaime por compartir estas experiencias, ya me habías hablado de esta maravilla y de tu interés por visitarla, por las pocas fotos que has colgado debe ser más impresionante aún de lo que te habían contado... Espero el resto de fotos... ¡pero ya!. Un fuerte abrazo, amigo.

Octavio a Disgusto dijo...

Hola Jaime.
Bonito tour el que te estás pegando por esas tierras.
Guárdate algo de material...
y cuando vuelvas a España te da para publicar una guía dedicada al viajero aventurero
...con anecdotario incluido.

Un abrazo.
Alfonso M.M.

LUZ dijo...

Que bonita entrada!, gracias Jaime por compartir esta maravilla! qué lujazo el poder pasear y disfrutar de cada rincón. Me sorprende el excelente grado de conservación. Sigue compartiendo tu experiencia y mostrándonos esa otra realidad que está a la vuelta de la esquina.

José Luis Hoyas Díez dijo...

¡Qué puedo decir, Jaime, después de esta bonita dedicatoria. Muchas gracias y sigue contándonos cómo es Libia y cómo la ves tú. Salud...

Fernando De La Cruz dijo...

Me gusta mucho, demasiado formal pero me gusta, por lo menos si no podemos ir a verte sabemos con tus sentidos lo que acaece en otros mundos.
Un poco de chispa personalizada del "quisquilla"no le vendría mal de vez en cuando os es que desde que el profesor Alarí escribe libros nos vamos a hacer todos mas serios y literatos?
Aún asi la idea y como lo cuentas me gusta sigue adelante con ello. Nos mantienes cerca.

Un abrazo Tio puto

Daritza Rodríguez - Arroyo dijo...

Jaime, ya visité Cirene porque me queda mas cerca, estoy en Bengasi, pero dice mi esposo que el mes entrante tenemos que ir a Tripoli Para unos termites en la embajada norteamericana;te pregunto, a cuánta distancia está Leptis?

vpjaime dijo...

Daritza, Leptis está a unos 100 kilómetros de Trípoli.

Elena DeLeon dijo...

Hola:

Soy Elena y soy puertorriqueña. Mi novio es de Algeria. Visite Tunisia 2 veces. Me encanta encontrar blog como este para aprender mas. Me he muerto de la risa con tu historia de bombona.